Bebidas alcohólicas con bajo aporte calórico

Retomando el anterior blog de bebidas alcohólicas. Cuando iniciamos cambios de estilo de vida y hábitos alimentarios con el objetivo de bajar de peso y cuidar la salud. La pregunta más frecuente que realizan al grupo de Nutricionista durante las tutorías nutricionales especializadas es:

¿Qué licor puedo consumir ocasionalmente en reuniones familiares, de amigos o sociales?

Las bebidas alcohólicas son todas aquellas que contienen alcohol. Pueden ser bebidas fermentadas (vino, cava, cerveza…) o destiladas (licores), pero todas tienen un determinado porcentaje de alcohol puro que varía entre el 1,2 y el 40%. Entre mayor porcentaje de alcohol suelen aportar mayor cantidad de calorías vacías (es decir sin aportes de vitaminas ni minerales).

Una parte del alcohol existente en las bebidas alcohólicas se converte en grasa y el resto va directo al hígado y se convierte en acetato. El acetato es liberado al torrente sanguíneo y es utilizado como fuente de energía en vez de la grasa. Esto significa que, si se consume licor en exceso, éste se almacena más en grasa y por ende se observa un aumento de grasa corporal y peso. Es por esto que, si cambiamos todos nuestros hábitos alimentarios, pero continuamos el fin de semana consumiendo licor nuestros objetivos de bajar de peso y específicamente bajar de grasa no se logran tan rápidamente.

Para determinar cual es licor con menos aporte de calorías debemos identificar el % de alcohol de la bebida, la cantidad de azúcar que tiene o la que se adiciona y una de las mas importante es la cantidad o el volumen que se consumio y el tiempo que se demoró en consumir la porción de bedida para continuar con otra. Estas dos ultimas depende de la persona que lo va a consumir.

Lo más importante frente al consumo de licor es consumir una bebida alcohólica que se pueda consumir con tragos largos de forma lenta y se pueda diluir con hielo o agua. Evitando así aumentar el consumo de azúcar con gaseosas, un ejemplo de una opción de licor es el whisky o el vodka, que se beben lentamente y diluidos con hielo, a diferencia de un aguardiente o un tequila que se toman puros y en shots. Los cócteles son las bebidas alcohólicas con mayor cantidad de calorías, principalmente el Baileys y licor de café, asociado también al contenido de azúcar de la bebida.

En promedio por porción el aporte calórico de las bebidas alcohólicas es muy parecido. Todo depende de la cantidad que consuma y que los ingredientes que le incorpore un ejemplo son: entre las bebidas con más bajo aporte calórico por 30cc, es el amaretto con 58 calorías, pero la mayoría de veces se utiliza en cócteles y postres aumentando el aporte de azúcar y por ende de calorías.

La clave a la hora de ingerir licor está en la cantidad y el tiempo un ejemplo es:

  • Si tomó 1 copas de 60cc de aguardiente le estoy ingresando al cuerpo 190 calorías. Si me consumo media botella de aguardiente le estoy ingresando al cuerpo 1140 calorías. Si mi requerimiento nutricional es de 1600 calorías al día con media botella de aguardiente estoy cubriendo 71 % de mi requerimiento calórico y sin ningún tipo de nutrientes.
  • Es lo mismo con cerveza, si consumo 2 cervezas de 300cc todos los días, le estoy aportando 300 calorías diarias a mi organismo. Y si el fin de semana consumo 10 cervezas de 300cc le estoy ingresado a mi cuerpo 1500 calorías, ya estoy cubriendo mi requerimiento calórico con la cerveza, sin contar con los alimentos que he consumido en el día.

El causante del área abdominal más prominente que tiene los papás, llamada “barriga cervecera”. Las responsables son las calorías adicionales que se pueden consumir con las bebidas alcohólicas, las cuales no se gastan realizando actividad física, estas calorías extras se almacenan en forma de grasa y hace aumentar el área abdominal.

Por lo anterior papás, mamás, hermanos, amigos a controlar el consumo de bebidas alcohólicas. Nutralser con su grupo de Nutricionista te acompañaran a tomar decisiones consiente en tu alimentación.

Deja un comentario